Estos son los datos que debes tener en cuenta al comprar un auto usado

Los automóviles usados suelen ser más económicos, aunque pueden estar expuestos a más desperfectos mecánicos. ¿En qué hay que fijarse? Acá te orientamos.

comprar autos usados

La mala calidad del transporte público es una de las razones más decisivas a la hora de comprar un vehículo, especialmente entre quienes habitan en Santiago.

Por ello, uno de los mercados con más movimiento es el de los automóviles usados. En los últimos diez años (2006-2016), la Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile (Cavem), prácticamente se duplicó la comercialización de autos de segunda mano, pasando de 517 mil a más de un millón de unidades en ese lapso.

Y aunque el volumen de las ventas disminuyó levemente durante el 2017, los vehículos usados siguen siendo una opción real para las personas, sobre todo entre quienes van a adquirir su primer auto.

Por ello, es posible preguntarse cuál es el beneficio de comprar un automóvil de segunda mano. Según los expertos, en primer lugar, los valores son más económicos y, dado que los vehículos se devalúan en un lapso de dos o tres años, es más conveniente comprarlos usados.

Las marcas

Por otro lado, la oferta de estos vehículos incluye una gran variedad de modelos y años. Durante el 2017, las marcas más vendidas entre los usados fueron Chevrolet, Hyundai, Nissan, Toyota, Kia y Suzuki, las mismas que figuran entre las más cotizadas de los autos nuevos.

Además, los vehículos de segunda mano cuentan con otra particularidad: los seguros de auto son más económicos en estos casos.

“La mayoría de las compañías aseguradoras tienen pólizas más bajas para los vehículos más antiguos, aunque siempre hay que considerar el historial particular de cada auto”, Juan José Santa Cruz, gerente general de EstoySeguro.cl.

Y añadió: “Si se trata de un vehículo que ha sido chocado o ha participado de un accidente grave, es muy probable que falle, y en ese caso el costo del seguro automotriz subiría. Por eso es importante contar con un informe de los antecedentes de la placa patente”.

Consideraciones previas

Por ello, antes de comprar un vehículo usado, es necesario verificar ciertos datos y solicitar algunos documentos a la concesionaria o al dueño anterior.

En primera instancia, hay que conocer los datos básicos del vehículo, como el año, modelo y placa patente.

También hay que saber el historial de los propietarios, además del nombre, RUT o antecedentes de la empresa, si se da el caso.

Además, es importante conocer la situación del vehículo, es decir, si tienen limitaciones de dominio, que, eventualmente prohíban el traspaso a un nuevo dueño.

Igualmente es trascendental saber si tiene encargo por robo, si tiene el permiso de circulación o la revisión técnica al día, o si cuenta con deudas pendientes del TAG.

También es relevante conocer el historial de ventas y/o remates por accidente, lo permite conocer el grado de la pérdida del vehículo, vale decir, si quedó en un estado irreparable, reparable o grave.

Por último, los especialistas aconsejan solicitar un registro de los kilometrajes del vehículo, las multas y la proyección de éstas en el tiempo, además del historial de infracciones en autopistas y vías exclusivas.